SuperGeek.cl
Síguenos:

Análisis Galaxy A31: Más prestaciones para la gama media

El equipo parte presentando cinco cámaras y lector de huellas bajo la pantalla

Cuando nos dispusimos a revisar el nuevo Galaxy A31 lo hicimos pensando en que revisaríamos “más de lo mismo” pero ya al apenas sacarlo de su caja la percepción comienza a cambiar porque el equipo por fuera es bien atractivo. Además, el que ya presente cuatro cámaras traseras marca una diferencia.

Este A31 tiene una pantalla Super Amoled de 6.4 pulgadas con resolución FullHD+ que hasta hace poco estaba reservada para equipos sobre los 400 mil pesos. El trabajo de Samsung en sus pantallas se nota y no hay reparo alguno con sus colores. Aquí se aloja la cámara delantera en un pequeño notch con forma de U o gota y también sorprende con un lector de huellas en la parte baja.

Lo único negativo, quizás, son sus bordes más bien gruesos (sobre todo el inferior) que hace perder espectacularidad a un panel que sí lo tiene, pero se entiende que no podemos esperar todo por el precio.

Es un equipo liviano para lo que ofrece pero por sobre todo delgado, pensando en que debe alojar los cinco lentes que tiene (cuatro posteriores y uno delantero), además de una batería de 5.000 mAh. Se siente cómodo en mano, no es resbaladizo y uno no anda preocupado todo el día de que se pueda caer.

Pasando a su uso, con la máxima configuración posible y utilizándolo como teléfono personal, la batería sobrepasó largamente el día y medio. Es más, creo apostar que con un uso moderado o normal llega a los dos días sin tener que enchufarlo. Sin duda una gran autonomía para un equipo de gama media pero por sobre todo para la misma marca que aún no había querido dar más batería a los equipos de menor precio.

El A31 viene con 4GB RAM y un procesador Mediatek Helio P65 que cuenta con dos núcleos a 2,0 GHz y seis a 1.7GHz, más 128GB de almacenamiento, configuración que le permite ejecutar sin problemas un par de programas a la vez y también que no me presentó inconvenientes al momento de utilizar archivos con gran tamaño ni tampoco al dejar pausado un juego para realizar otras tareas. Sí note algo de calentamiento bajo las cámaras al rato de uso intensivo.

En cuanto a las cámaras nos encontramos con una principal de 48MP (de la que no hay nada que decir), un gran angular de 8MP (que sí noté algo de suciedad en lo bordes de las fotos), una de profundidad de 5MP (buen complemento) y una macro de 5MP, que funciona realmente bien y que se nota tanto en el pequeño tiempo que toma para enfocar cualquier objeto como en el resultado final. Para mi es la que mejores resultados tiene.

Cuenta con enfoque dinámico para la delantera, que se comporta bien para el ultra usado efecto de fondo difuminado. Logra buenos detalles y el color es correcto, siempre y cuando se utilice con una buena iluminación, de otro modo la cosa no es buena. Pero, ¿quién quiere sacarse una selfie en la oscuridad? Graba video en Full HD y es bueno cuando el equipo no se mueve.

El equipo viene con Android 10, incluye todos los sensores que debe por su precio pero carece de NFC, aunque mientras no se masifique el pago a través del móvil no es tan necesario.

Este A31 es un buen equipo que cumple a cabalidad para el segmento en que habita y suma cosas que hasta ahora no era posible obtener por los menos de 270 mil pesos que cuesta, como el lector de huella en pantalla y las cinco cámaras que tiene en total. No es un equipo para volverse loco, pero es una excelente opción para la gama media.